Ni con los anteojos veo bien Leave a comment

Educación y Promoción de la Salud Visual

Dr. Allan Mora VargasM.Sc.Optometrista. COD: 279

Quizá usted conozca alguien que le haya dicho la famosa frase: “ni con anteojos veo bien”,. Esta y otras frases que hacen mención a situaciones donde la receta de anteojos no le es suficiente para satisfacer sus necesidades en trabajos de visión de cerca o visión de lejos son comunes en pacientes no tratados adecuadamente afectados de Baja Visión.

La baja visión en términos sencillos es la reducción de la capacidad de ver o distinguir mejor figuras, personas, formas y objetos, aún después del mejor tratamiento médico quirúrgico y la mejor adaptación de anteojos o lentes de contacto para el problema particular existente, lo cual a los pacientes afectados por esta condición les produce un impedimento para realizar sus actividades cotidianas como por ejemplo: cocinar, leer rótulos, desplazarse en distancias cortas o lejanas, etc.

¿Qué causa la baja visión?

Entre las causas figuran las enfermedades de las distintas partes de los ojos como la: Retinosis Pigmentaria, la Degeneración Macular Senil, Glaucoma, Catarata, Retinopatía Diabética. Quizá son términos difíciles, pero lo importante aquí es si usted ya posee un diagnostico donde su médico le mencionó alguna de estas palabras o conoce a alguien a quien se las dijeron, y los anteojos que posee no les satisface sus necesidades de visión, quizá sea porque no se le ha dado un adecuado manejo especializado de la enfermedad.

También los traumatismos oculares donde se da pérdida de la función visual de los dos ojos por una situación particular como por ejemplo accidentes de tránsito o laborales donde estos podrían desembocar en Baja Visión.

Las intervenciones tardías en pacientes con algún problema visual como por ejemplo miopía (ver mal de lejos) si no son tratadas de forma temprana podrían provocar al cabo de unos años un estado de baja visión.

¿Qué tratamiento existe para estos pacientes?

El tratamiento no es igual para cada paciente pues se debe tener en cuenta que causó la condición y en que categoría de afectación se encuentra la persona, qué edad tiene, a qué se dedica, entre otros muchos factores. Una vez determinado el diagnostico especifico se procede a trabajar con lo que se tiene, con la cantidad de visión que el paciente posee en ese momento, sumado a las expectativas que el mismo tiene del tratamiento.

Para ellos existe la opción de anteojos con poderes muy elevados tanto para visión de cerca como para visión de lejos. También las lupas, telescopios, magnificadores con iluminación y otros, en este punto en particular es importante destacar que las lupas y el cálculo de la magnificación deben ser dados por un profesional en baja visión para este tipo de pacientes.

Existen otro tipo de ayudas no ópticas que sirven mucho en el adecuado desenvolvimiento del paciente con Baja Visión, estas se darían bajo recomendaciones en relación al estilo de vida del paciente y reitero, sus expectativas.

 En el proceso de reeducación de estos pacientes deben estar involucrados además de los familiares directos,  un especialista en terapia de baja visión, profesionales en educación especial, psicología entre otros. Que ayuden a conducir al paciente de la mejor forma.

La Baja Visión es una especialidad de la optometría que requiere de mayores habilidades, conocimientos y equipo de diagnóstico por parte del profesional tratante, muchas veces este tipo de paciente se encuentra en un grado de frustración muy grande porque no ha habido un manejo adecuado de su condición especial, la cual requiere de un manejo integral. En la aceptación que el paciente tenga de su condición especial más el adecuado manejo profesional radica  éxito en el tratamiento de baja visión.

HAGA SU CITA HOY MISMO

TEL: 2772-0349

OPTICA DEL VALLE

AHORA OFRECEMOS ATENCION TÉCNICA Y PROFESIONAL PARA PACIENTES CON BAJA VISION

Centro Comercial Pedro Pérez Zeledón,

Costado Sur del Parque, contiguo al Hotel Chirripó.

Envíe sus consultas a: info@opticasdelvalle.com

Deja una respuesta